Conferencia magistral de Claus Roxin en la Ciudad de México

Conferencia magistral de Claus Roxin en la Ciudad de México
El pasado 21 de noviembre el jurista alemán Claus Roxin, una de las figuras más importantes del pensamiento jurídico-penal a nivel mundial, impartió una conferencia magistral ante un auditorio de más de 500 abogados de todo el país, entre los cuales se encontraban destacados servidores públicos de poderes judiciales y procuradurías de diversos estados de la República. 

Claus Roxin, quien ostenta 25 doctorados honoris causa de universidades de todo el mundo y es considerado el referente de la escuela penal funcionalista, habló sobre su doctrina en “El dominio del hecho mediante aparatos organizados de poder”, que en su momento fue aplicada para resolver el caso penal contra el ex presidente peruano Alberto Fujimori. Roxin sostuvo que la autoría mediata —una modalidad de enorme trascendencia para la imposición de sanciones penales que faculta a los jueces a sancionar al jefe de una estructura política, incluyendo a jefes de Estado— se sustenta en tres presupuestos: “El que da la orden tiene que ejercer poder de mando en el marco de la organización; la organización tiene que haberse separado del hecho en el ámbito de sus actividades relevantes para el derecho penal, y el ejecutante individual tiene que ser reemplazable, de manera que, en caso de que no actuare, otro ocuparía su lugar”. Con un impecable método expositivo, Roxin movió al auditorio a razonar sobre la polémica en torno al dominio de la organización y los indispensables componentes de su teoría. En ese sentido, abordó las objeciones que se deducen a partir del principio de responsabilidad, esgrimidas por Jakobs y Herzberg. A dichas objeciones responde Roxin señalando que “reconocer la autoría mediata tiene un decisivo sentido normativo al caracterizar como responsable primario a quien dicta la orden en los aparatos de poder”. Tal aserto nos describe en realidad un fenómeno en el que se funden política y conductas delictivas. El apartamiento del derecho de la organización delictiva, como elemento que configura esta tesis, no sólo resulta importante sino que es indispensable para que se pueda ubicar el supuesto de la tesis roxiniana. Si bien lo anterior derivará en dificultades apreciativas, éstas podrán ser remontadas por los órganos jurisdiccionales, como aseguró el expositor. Dicha doctrina penal ha sido aplicada en diversos juicios, como en el llamado “proceso de los tiradores del muro” de la ex República Democrática de Alemania, y en Perú, donde la sala penal especial, en sentencia del 7 de abril de 2009, condenó al ex presidente Fujimori como autor mediato de los crímenes cometidos por su comando de acción. La imponente presencia del maestro Roxin fue el centro de atención de la nutrida audiencia de especialistas que escuchaban y tomaban notas de sus planteamientos expuestos en pulida dicción castellana y de los ademanes que servían para hacer énfasis cuando hablaba de las categorías jurídico-penales y de los atributos de orden político de estas figuras. El jurista alemán explicó que el criterio de la fungiblidad de los ejecutores y la seguridad del resultado, si bien ha sido polémico, también ha sido reconocido tanto por el Tribunal Federal Alemán, como por el Tribunal Penal Internacional y por las sentencias peruanas aludidas. El maestro aseveró que “en los asesinatos en los campos de concentración, en las limpiezas étnicas y en la liquidación de opositores al régimen, el ejecutor individual casi no tiene poder para impedir los hechos porque existen otros sujetos ejecutores que participan y pueden asumir tales hechos”. La conferencia, si bien consistió en un conjunto de razonamientos perfectamente hilvanados sobre cuestiones de orden técnico-penal, también contuvo una reflexión muy profunda sobre los peligros que conlleva el ejercicio del poder por grupos que deciden apartarse de los ideales democráticos y pretenden ese poder para su beneficio. Según nuestra opinión, el discurso teórico-dogmático de Roxin en realidad envuelve un afán libertario y una advertencia muy seria en virtud de la cual el penalista subraya la necesidad de que los legisladores y los fiscales sean vigías a propósito de los fenómenos ante los cuales el Derecho penal debe tener respuestas razonables y justas. La disertación de Claus Roxin fue precedida por dos conferencias. La primera, a dos voces, a cargo del magistrado federal Miguel Ángel Aguilar y de Enrique Díaz-Aranda, quienes entablaron un diálogo sobre la importancia de reivindicar la dogmática penal en el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, tema fundamental para garantizar la eficacia del nuevo esquema de procesamiento penal, e incluso de la nueva política criminal implícita en la reforma constitucional de 2008. En la segunda conferencia, a cargo de Imme Roxin, esposa de Claus Roxin, se afirmó que en Alemania no existe la responsabilidad penal de las personas morales y se expusieron las razones de dicha circunstancia. Ante la previsión de que en México sí pueda existir dicha posibilidad de imputar a personas morales, la expositora aseveró que sería interesante ver cómo se desarrolla esa hipótesis, de acuerdo con los mecanismos que establece el Código Nacional de Procedimientos Penales. No obstante, opinó que antes de penalizar a dichas entidades se deben buscar otras modalidades más eficaces y menos gravosas para el Estado con el propósito de evitar transgresiones al orden jurídico. Asimismo, explicó que en Alemania este tema se encuentra en discusión pero que las soluciones no penales han sido suficientemente satisfactorias. El acto fue organizado por Rocío Procel Sánchez, por parte del Instituto Internacional de Excelencia (IIE), centro de estudios jurídicos de alto nivel creado para el estudio y la enseñanza del Derecho y las ciencias penales, que tiene su sede en el Distrito Federal. El evento se realizó en el auditorio de la Facultad de Medicina de la Universidad La Salle, ubicado en avenida San Fernando, en Tlalpan. La página de internet del IIE es www.uie.mx.

 

Nota * Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM. Se ha desempeñado como subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República y comisionado para el Desarrollo Político en la Secretaría de Gobernación.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado